martes, 23 de noviembre de 2010

LA AUTOESTIMA Y LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

Hablar de autoestima es un asunto complejo, en lo personal la asocio a lo que hoy conocemos como inteligencia emocional; ya que es una forma de amalgamar la autoaceptación con la capacidad......lo anterior para mi tiene sentido porque, si bien son dos conceptos diferentes, necesariamente deben trabajar en sinergia, dado que los seres humanos tenemos una personalidad que nos describe  e identifica con el mundo exterior, nos permite adaptarnos al entorno  y por ende marca nuestros comportamientos y actitudes, y el éxito de nuestras relaciones interpersonales irá en función de la forma en como manejemos las situaciones que se nos presenten, lo cual va más ligado a la capacidad para hacer, no lo que se debe o, lo que nos dicen, sino lo que con un criterio definidido elegimos como la mejor opción, en un momento determinado.

De los niveles de autoestima que tengamos dependera nuestro desarrollo psicosocial, la seguridad que demostremos en nuestros actos y el valor que le demos a nuestra propia vida, ella funciona como agente catalizador, como un espejo que proyecta nuestro interior hacia el mundo, y de como nos veamos, dependerá como nos vean....... nuevamente reflexiono sobre la importancia de usar guantes de seda cuando somos formadores de vida, es decir, los que tenemos bajo nuestra responsabilidad la crianza de un niño (a) , toda vez que, es en la etapa inicial del crecimiento, cuando los niños y niñas comienzar a modelar lo que será su personalidad, y son seres tan vulnerables a las palabras y comportamientos de los adultos, que cualquier actitud por insignificante que se vea podría marcarles su personalidad positiva o negativamente.
Como madre, me preocupo por la formación de mi hijo de dos años, pienso constantemente en que el ideal es que mi bebe sea un hombre sano de mente y cuerpo, intento no repetir errores, a veces pienso que lo hago bien y de pronto saltan dudas...pienso que a todos los padres y madres no ocurre exactamente eso......pero, como evitar que un ser especial e inocente como un niño crezca lejos de los vicios de una sociedad corroida como la nuestra? ¿Cómo hacer para que nuestros hijos e hijas sean niños, adolescentes,  hombres  y mujeres seguros de si mismos, capaces de vivir su vida con independencia, tomar decisiones, vivir a plenitud sin que ello implique  hacerle daño a otros? otra vez la complejidad del ser humano, y, es que lamentablemente no tenemos una bolita mágica que nos diga que hacer, como actuar, aquí el sentido común es factor clave, pero quien garantiza que tengamos la capacidad para saber cuando es acertado y cuando no.

Este artículo no es científico, solamente forma parte de mis reflexiones, de mi constante búsqueda, sin embargo necesariamente debo conceptualizar ambos términos a objeto de clarificar mis propias ideas y las de mis lectores........por ello luego de leer aquí y allá puedo decirles en paráfrasis que la autoestima es el valor que nos damos como seres humanos, mientras que la inteligencia emocional es la capacidad para manejar las emociones, sentimientos y situaciones cotidianas que se nos presentan en nuestro recorrido de vida.

En ese orden de ideas, se dice que tenemos la autoestima alta cuando somos capaces de valorarnos, querernos y aceptarnos como somos, entonces, esta depende de algunos factores como las conductas aprendidas, que nos llevan a tener ciertos comportamientos, por el contrario nuestra autoestima es baja cuando nos dejamos llevar por lo que otros opinan, nos afectan las actitudes de las personas que nos rodean, y somos débiles al entorno; y la inteligencia emocional nos dará la capacidad para decidir en que momento debemos efectuar un cambio de actitud; obviamente este asunto es más profundo, pero para dar una idea cito a   Goleman (2001) un especialista que describe las características de la inteligencia emocional por género:
  •  "Los hombres que poseen una elevada inteligencia emocional suelen ser socialmente equilibrados, extrovertidos, alegres, poco predispuestos a la timidez y a rumiar sus preocupaciones. Demuestran estar dotados de una notable capacidad para comprometerse con las causas y las personas, suelen adoptar responsabilidades, mantienen una visión ética de la vida y son afables y cariñosos en sus relaciones. Su vida emocional es rica y apropiada; se sienten, en suma, a gusto consigo mismos, con sus semejantes y con el universo social en el que viven».
  • «Las mujeres   emocionalmente  inteligentes  tienden   a  ser enérgicas y a expresar sus sentimientos sin ambages, tienen una visión positiva de sí mismas y para ellas la vida siempre tiene un sentido. Al igual que ocurre con los hombres, suelen ser abiertas y sociables, expresan sus sentimientos adecuadamente (en lugar de entregarse a arranques emocionales de los que posteriormente tengan que lamentarse) y soportan bien la tensión. Su equilibrio social les permite hacer rápidamente nuevas amistades; se sienten lo bastante a gusto consigo mismas como para mostrarse alegres, espontáneas y abiertas a las experiencias sensuales.
 Ahora bien, no existe un prototipo de comportamiento ideal, tampoco compramos en el mercado la conducta apropiada a cada circunstancia, cada ser humano reacciona de una forma única y movido por  sus fibras más internas; lo cierto es que los que ya hemos transitado por el camino de la vida hasta llegar a la adultez y tenemos capacidad de discernimiento podemos comenzar a trabajar en el concepto de auto apreciación,y, necesariamente debemos utilizar un momento para reflexionar sobre la forma como nos estamos viendo y sintiendo para determinar si estamos permitiendo que otras personas afecten nuestras emociones, comportamientos y actitudes, todo ello, sin desviarnos del camino y confundirnos con el "Ego" que es nocivo para el sano desenvolvimiento del ser humano; pues tener una autoestima alta es sinónimo de aceptación, tanto de lo bueno como de lo no tan bueno.

Termino esta idea, comentándoles que el día que los seres humanos seamos capaces de reconocer nuestras debilidades y recapacitar ante nuestros errores, habremos empezado a fortalecer la autoestima, y cuando sepamos manejar las situaciones que se nos presenten quizás empecemos a ser inteligentes emocionalmente.

En esté link tienen acceso a un Test de inteligencia Emocional, espero sea de provecho:


Fuente:  Goleman, D (2001) Inteligencia Emocional. Mc Graw Hill.


Mis resultados:




Estos resultados obedecen a respuestas sinceras y queda demostrado que tengo muchos aspectos que mejorar... quise compartirlo, les invito a hacer el suyo y ver que tal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario