domingo, 4 de abril de 2010

No basta querer cambiar, hace falta voluntad!


Si somos el reflejo de lo que hacemos, debemos reflexionar que con tan solo un ligero cambio en nuestro proceder, estaremos garantizando resultados diferentes; el meollo del asunto radica, en que no basta querer, desear, anhelar, no!!! no es suficiente.....los deseos, son sólo eso. Es entonces, cuando una vez más debemos mirar hacia adentro e internalizar lo que queremos, sistematizar lo que tenemos y diseñar como lo lograremos, todo esto, obviamente implica cambiar el cristal que utilizamos para observar el mundo, aceptando con humildad algún error que deba ser reparado para dar paso al nuevo camino; el secreto es autodescubrirnos e innovar nuestro espíritu y corazón, llenándolo de perspectivas e ideas distintas que nos conduzcan hacia el camino deseado; es aqui donde la autocrítica debe aparecer para ayudarnos a mejorar cada día, aplicándola seremos capaces de cuestionar nuestros juicios, de olvidarnos de las certezas, para dar paso a nuevos posibilidades.


Esto para algunos podría no ser fácil, ya que somos seres sociales que interactuamos en un entorno exageradamente complejo, y en algunos casos la sociedad nos corroe y nos obliga a actuar bajo ciertas condiciones, PERO HA LLEGADO LA HORA, de asumir el reto de transformar nuestras vidas, dejar que los prejuicios se muden de nuestro corazón, para que así podamos asumir el compromiso de cambiar, y, para lograrlo lo que hace falta es tener VOLUNTAD.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario