lunes, 5 de abril de 2010

Ética sin Moral?


Una pregunta que deberíamos hacernos: puede existir ética sin moral o viceversa? y para entenderlo y ser cápaces de explicarlo, primero debemos aclarar las acepciones; a tales efectos, me permito humildemente compartir con ustedes lo que para mí significa cada una de ellas:

 Por una parte la Moral está ligada a la sociedad, a las pautas y creencias que otros nos imponen, así pues, ésta se relaciona más con las reglas......la moral en muchos casos es la que nos obliga a actuar  de cierta manera, y por intentar cumplir con sus preceptos ,  hemos llegado a convertimos en personas con procederes solapados, los cuales  nos lleva a naufragar en un mar lleno de ambigùedades, todo en virtud, de que adoptamos actitudes que  no se corresponden con nuestro yo interior sólo por aparentar ser algo que a todas luces no sómos.

Es así, como de una forma u otra, nos hacemos victimas de la moral, o por el contrario de la falta de moral, ya que cuando actuamos en contra de nuestros principios, nos fallamos a nosotros mismos, y, debemos entender que nada hacemos asumiendo poses sólo para parecer mejores personas, intentando despertar admiración en terceros, cuando no somos capaces de mirarnos al espejo y sentir respeto y orgullo por lo que vemos.

Por otra parte la Ética aún cuando en ocasiones se le confunde con la moral, se relaciona con ella, pero su esencia es otra; la ética debemos entenderla como un concepto más íntimo del ser humano, su fundamento axiológico va ligado al sistema de valores que cada uno de nosotros lleva enraizado en lo más hondo, y , por ende ésta marca nuestras vidas haciéndonos responsables de las decisiones y victimas de las actitudes; en ese sentido, puedo decirles, que para mi, la ética es personal y la moral es colectiva, por lo tanto considero que aunque exista una moral establecida por la sociedad, será nuestro comportamiento el que determine si somos éticos o no; y es así como concluyo diciendo que a mi juicio la moral será inquebrantable en la medida que nuestros principios éticos estén bien definidos; y para ello debe existir una armonìa indisoluble entre ambas; pues la ética forma parte de la reflexión muy personal que cada uno de nosotros realiza de la moral, es decir, la moral es taxativa, mientras que la ética es interpretativa, por lo tanto el ideal es que ambas se complementen y nos demostremos que definitivamente no puede existir una sin la otra.

Recomiendo Leer dos posturas filosóficas en dos tiempos  distintos Aristoteles y Habermas, muy oportunas para hacernos reflexionar.

2 comentarios:

  1. Loable, asi te defino! que bueno contar con profesionales que poseen argumentos valiosos para expresar informaciòn de suma importancia en el ejercicio de nuestras funciones, una cosa se complementa con otras a fin de lograr resultados positivos; te felicito Naibi, por tus buenos oficios.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen articulo, pero,jem!..pero creo que hay decisiones éticas que bien pueden no ser morales

    ResponderEliminar