jueves, 29 de marzo de 2018

Cabeza de Ratón o Cola de León?


A menudo viene a mi memoria esta frase ES MEJOR SER CABEZA DE RATÓN QUE COLA DE LEÓN, me la dijo mi papá hace muchos años, y, hoy más que nunca luego de 15 años trabajando para un gran león, esta frase ha venido retumbando en mi cabeza, tengo algún tiempo madurando proyectos, intentando convertirme en mi propio jefe, en dueña mi horario, las circunstancias me han hecho pensar que mi papá siempre tuvo razón.

Al principio me costó darme cuenta de lo que en realidad me gustaba, es que tengo varias pasiones, una de ellas es escribir, luego con el tiempo descubrí en la cocina mi otra pasión, y de allí surgieron muchas ideas, una tormenta para ser precisa, iban y venían formas de independencia basadas en mis dos grandes pasiones, y por ahí comencé a darle forma a mi proyecto, aún y cuando sigo formando parte de un enorme León, porque para ser sincera no he logrado zafarme, sé que tengo todas las habilidades para lograr lo que me propongo, pero así como yo todo el que quiera emprender, debe saber exactamente como comenzar, identificar que es lo que nos frena al momento de alcanzar nuestras metas, y por supuesto que esas metas sean realistas, para ello debemos fijarnos objetivos, lapsos, en todos los casos es necesario Matar la vaca, sí, así como en el libro,pues más allá de lo que tenemos en el presente, antes de comenzar, si confiamos en nosotros y en nuestras capacidades, sabremos que nos aguarda un universo de posibilidades, pues en ocasiones somos nosotros mismos quienes nos boicoteamos y nos obstaculizamos al empeñarnos en permanecer donde ya no hay espacio para desarrollar nuestro máximo potencial; aunque tengamos miedo, incertidumbre, no dudemos ni un momento en que es mejor ser cabeza de ratón aunque sea pequeño, que ser la cola de un león que no eres tu.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario