miércoles, 15 de diciembre de 2010

SER ASERTIVO EN TIEMPOS DE INTOLERANCIA

Evidentemente son muchos los factores que inciden en una comunicación efectiva, más en una época como la actual donde la violencia está arraigada en el lenguaje de muchos y lo común es arremeter contra quienes según nosotros nos atacan, razón por la cual cobra fuerza el adagio: “quien pega primero pega dos veces”; en ese sentido, pienso que es pertinente reflexionar sobre la asertividad, definirla y analizarla en su contexto más amplio, de forma tal que nosotros nos estudiemos y seamos capaces de detectar si estamos siendo asertivos o no……obviamente como les he dicho en anteriores oportunidades, lo que escribo es una proyección de lo que pienso, y, por ende es el reflejo de lo que soy, y por esta razón no pretendo imponer criterios, simplemente abrir ante ustedes la posibilidad de compartir nus ideas e inclusive recibir los aportes que tengan a bien realizar.




Sobre la base de lo anterior, lo primero es definir lo que entiendo por asertividad, aclarando que no implica para nada presumir de erudición, por el contrario, el no conocer en profundidad el tema me llevó a investigar sobre el, y, luego de leer aquí y allá, les digo que para mí una persona asertiva es aquella que se expresa de forma adecuada, con un lenguaje adecuado en el momento preciso; esto lo reflexioné de una forma rápida luego de leer un poco al respecto; no obstante, algunas web sobre coaching y temas similares definen la asertividad como: “ La habilidad de expresar nuestros deseos de una manera amable, franca, abierta, directa y adecuada, logrando decir lo que queremos sin atentar contra los demás. Negociando con ellos su cumplimiento".



En ese sentido, es evidente que ser asertivo no es fácil, el lograrlo dependerá de un conjunto de factores tales como el carácter, la personalidad, la formación entre otros, e inclusive algunos expertos sitúan la asertividad como el estado ideal entre una conducta pasiva y una agresiva.



En función de esto, entiendo que tener un comportamiento asertivo radica en “saber pedir, saber decir no, teniendo capacidad de negociación y  la suficiente flexibilidad alcanzar los objetivos y aceptar las opiniones que nos son adversas, respetando los derechos de los demás y expresando nuestros sentimientos de forma clara y la madurez en para hacer y aceptar reclamos”,  estás líneas las creé parafraseando las palabras del Dr. José Antonio García Higuera especialista en el tema. (basado en el contenido  de la página http://www.psicoterapeutas.com Diciembre 2010).

Ahora bien, será que la asertividad es sinónimo de amabilidad o afabilidad? definitivamente ser asertivo es más que ser amable…..pues para cultivar esta cualidad se necesita ímpetu y seguridad emocional; por lo que en ocasiones si una persona experimenta emociones como la ansiedad y el miedo será difícil que logre ser asertivo, al menos en esos momentos.

Resulta tan interesante el tema, que mientras más leía, me interesaba saber más, quizás por eso de que todo conocimiento trae consigo más dudas, y pues, nadie tiene en sus manos las recetas mágicas para lograr las cosas, al menos en materia de desarrollo humano y sus aristas, sin embargo, encontré algunas páginas especializadas que describen muy bien cuales son los comportamientos asertivos que debemos adoptar en diferentes circunstancias y cuales son los que debemos evitar; por ejemplo me topé con una que menciona la importancia de la asertividad en la negociación, y si lo analizamos, en nuestra vida nos las pasamos tratando de consensuar ideas con otros o intentando convencerlos de que nuestras opción es la viable, o viceversa, eso es negociar, por lo que saber hacerlo con astucia es pieza clave en una conducta asertiva.

Es así como a continuación les comparto algunos ejemplos tomados de la página http://www.psicoterapeutas.com/pacientes/asertividad.htm la cual me fue de mucha utilidad en la redacción de este artículo; en ella se explica de forma muy elocuente ciertas situaciones tomadas de la vida real en la que podemos comparar conductas... y adaptarlas a nuestra vida cotidiana. 



Ejemplos

PRACTICA

Situación 1:

Un amigo acaba llega a cenar, pero una hora más tarde de lo que había dicho. No ha llamado para avisar que se retrasaría. Estás irritado por la tardanza. Tienes estas alternativas:



1. CONDUCTA PASIVA. Saludarle como si tal cosa y decirle “Entra la cena está en la mesa”.



2. CONDUCTA ASERTIVA. He estado esperando durante una hora sin saber lo que pasaba (hechos). Me has puesto nervioso e irritado (sentimientos), si otra vez te retrasas avísame (conducta concreta) harás la espera más agradable (consecuencias).



3. CONDUCTA AGRESIVA. Me has puesto muy nervioso llegando tarde. Es la última vez que te invito.

Situación 2:

Un compañero de trabajo te da constantemente su trabajo para que lo hagas. Decides terminar con esta situación. Puedes crear la situación preguntándole como lleva su trabajo o esperar a que el la cree cuando te pida otra vez a le ayudes haciéndole algo. Las alternativas podrían ser:



1. CONDUCTA PASIVA. Estoy bastante ocupado. Pero si no consigues hacerlo, te puedo ayudar.



2. CONDUCTA AGRESIVA. Olvídalo. Casi no queda tiempo para hacerlo. Me tratas como a un esclavo. Eres un desconsiderado.



3. CONDUCTA ASERTIVA. Muy frecuentemente me pides que te eche una mano en el trabajo que te asignan, porque no te da tiempo o porque no sabes hacerlo (hechos). Estoy cansado de hacer, además de mi trabajo, el tuyo (sentimientos), así que intenta hacerlo tú mismo (conductas), seguro que así te costará menos la próxima vez (consecuencias).

Situación 3

Vas a un restaurante a cenar. Cuando el camarero trae lo que has pedido, te das cuenta de que la copa está sucia, con marcas de pintura de labios de otra persona. Se trata de llevarse bien con el camarero para que nos sirva bien, pero eso no es un buen servicio, podrías:



1. CONDUCTA PASIVA. No decir nada y usar la copa sucia aunque a disgusto.

2. CONDUCTA AGRESIVA. Armar un gran escándalo en el local y decir al camarero que como el servicio es asqueroso nunca volverás a ir a ese establecimiento.

 

3. CONDUCTA ASERTIVA. Llamar al camarero y, mirándole a la cara y sonriendo, pedirle que por favor le cambie la copa.

 
Son tres sencillas situaciones que cualquiera de nosotros puede vivir en un momento determinado y que de nuestro comportamiento dependerá que tengamos o no una conducta asertiva, entonces, el cambio lo tenemos en las manos.

Agradecida del tiempo que me han dedicado……..me despido hasta otra oportunidad, no sin antes decirles que sé que me leen y reflexionan al respecto, pero preferiría que en lo sucesivo dejen sus comentarios, para así poder intercambiar ideas y opiniones…es una forma de compartir y acercarnos más.



Fuí asertiva?? Ustedes que dicen?

Johana.




Nota. Agradezco al compañero Sergio León Usuario Twitter @ser_367 quien me impulsó a escribir sobre el tema.....Gracias!

2 comentarios:

  1. Todas las personas (nosotros) nos relacionamos entre si y nos encontramos con gran numero de exigencias sociales. Estas exigencias pueden venir de un amigo, un familiar, un desconocido o un superior. Muchas ocasiones las personas suelen estar presionadas o influenciadas por los demás y terminas actuando en contra de tus principios. Poco a poco muchas personas van desarrollando un repertorio adaptativo, pero en realidad sean convertido en marionetas, pierden la dignidad. La persona asertiva es más segura de sí misma, más tranquila a la hora de amar, más transparentes y fluidas a la comunicación, no necesitan recurrir tanto al perdón. Por ser honestos y directos impiden que los resentimientos echen raíces. No se deja manipular, tienes la disposición de respetar y autor respetarse.
    No podemos olvidar que NO HAY PEOR TRAICION QUE TRAICIONARSE A UNO MISMO.

    A todos los que sigan a nuestra amiga la cual ha sido muy asertiva en su comentario, quiero decirles que este tema, es recomendable para todo tipo de personas, más allá de su formación y profesión. Solo necesitan una lectura pausada y reflexiva.

    Suerte.

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias Sergio, un abrazo, me parecen acertados tus comentarios al respecto y los comparto; por lo que es prudente que en estos tiempos las personas pongan en practica la asertividad, así nos ahorraremos muchos inconvenientes.

    ResponderEliminar