sábado, 22 de noviembre de 2014

TODO LLEGA

Cuando aprendemos a ser pacientes, perseverantes y a tener claridad en lo que queremos lograr  la recompensa llega a nuestra vida,  no antes ni después, sino en el momento preciso, cuando estemos preparados para lidiar con esa realidad. No es necesario repetir la frase: El tiempo de Dios es perfecto ya que hay quienes no creen, o simplemente profesan otra religión, sin embargo, hay una energía que emana del ser y nos  impulsa a hacer algo cuando estamos listos para vivir esa nueva experiencia, ese reto, ese proyecto o  lo que sea que queramos hacer.     Es decir,  Somos nosotros los únicos capaces de saber cuando algo tiene que llegar. La diferencia está en que hay quienes no asumen las riendas y se lo dejan  todo al destino, al azar,  a la suerte; y aquellos que se preparan cada día en función de sus objetivos y metas para alcanzar  lo que quieren que llegue a su vida 
Johana... 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario