martes, 4 de junio de 2013

LABERINTOS


En la vida hay momentos en los que necesitamos detenernos para reflexionar sobre lo vivido, son esos instantes en los que debemos mirarnos para revisarnos......mirarnos para auditarnos, de forma tal que podamos entender que si estamos en algún lugar deseado o indeseado es porque nosotros mismos lo hemos querido así..... A través de esos íntimos momentos es que la mayoría de las veces logramos comprender que es lo que hemos hecho bien y en que nos hemos equivocado.. Y eso es posible cuando tenemos la madurez para aceptar los errores cometidos, asumirlos como propios..y no pretender buscar responsables más allá de nosotros mismos...... cuando logramos hacerlo nos abrazamos a la maravillosa oportunidad de descubrir el porque con el tiempo anidamos y convertimos en zona de confort aquellas situaciones que a todas luces no nos producen felicidad, paz, sosiego..... Y solo desde allí nos es posible comprender el porque nos castigamos haciéndonos incapaces de producir ese caos que nos obligue a cambiar esa realidad, nuestra realidad......y así permitirnos dar el salto que nos ayude a salir del laberinto..ese oscuro y tortuoso lugar del que muchos no queremos escapar.......y entonces, desde Nuestro laberinto nos preguntamos que hacer? como salir? Por qué a mi? sin embargo en el fondo nos dejamos ganar por ese éxtasis paralizante que experimentamos y que nos lleva a desarrollar una mezcla de sentimientos amor odio hacia esa situación de la que solemos quejarnos,y aunque en el fondo sentimos el profundo deseo de dejarla atrás ... Nos atraviesa la horrible sensación del miedo, de ese no saber que puede pasar si decidimos correr y vivir afuera..... en muchos casos inclusive somos capaces de sentir terror por no saber que vendrá después.......Y es justo allí cuando nos anclamos al pasado y nos hacemos prisioneros de nuestros propios laberintos.... Sí, LABERINTOS!.....esos que se convierten en cárceles personales.... Y que Son reflejo de esas extrañas formas de pensar, vivir, actuar, amar ..... Son esos grandes muros que nos construimos para castrar nuestra propia Libertad .... Estos laberintos pueden ser de Amor o desamor, algunos son simples otros complejos, todo depende de nosotros y de todas esas vivencias que acumulamos a lo largo de nuestra existencia para bien o para mal. En fin todos tenemos uno, muy nuestro..único..aunque sea parecido al de alguien más....y eso solo lo descubrimos cuando entendemos que cada quien tiene el suyo..sea más grande o sea más pequeño que el nuestro.... lo único importante aquí es que cada quien lleva dentro de sí la decisión de cuando salir.....cada quien tiene el poder..... Cada alma tiene su propia llave.... Tiene la fuerza.... Cada uno debe y tiene que escudriñar muy hacia adentro para saber cuando es el momento de salir..... Puede ser hoy o mañana o por el contrario se puede morir allí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario