jueves, 3 de mayo de 2012

Complejidad o simplicidad?





Complejidad y simplicidad, son más que paradigmas de la ciencia,  ya que ambas forman parte  de un proceso reflexivo que lleva al hombre a formularse muchas interrogantes, que continuamente le hacen pensar y repensar sobre cual es la mejor manera para abordar los diferentes aspectos que le rodean a lo largo de su vida .....

No obstante, parte de las confusiones actuales sobre estos dos términos, nacieron producto de que muchos históricamente han asociado a la complejidad con la complicación, lo cual ha sido un error, pues no tiene nada que ver una cosa con la otra..... en lo personal asocio lo complejo con la raíz....con lo profundo, con aquello que no es fácilmente perceptible, con lo personal,  por su parte la simplicidad también ha sido un término mal interpretado, ya que no está asociada a la simpleza, a lo fácil, a lo no  luchado... a lo simplista.

Por lo tanto, es necesario comprender  a la simplicidad y a la complejidad como dos enfoques cuyos principios van ligados a la forma como cada quien construye su conocimiento, su visión, sus por qué y para qué,  ya que, estos se manifiestan como las diferentes maneras que los seres humanos utilizamos para entender la vida. 

Aquí, la intención no es hablar sobre los postulados de Parménides o Heráclito al respecto de la visión del Ser y el no Ser, NO para nada, pues no soy catedrática en temas filosofales, mucho menos darle profundidad al asunto analizando la Visión de Morin......en contraposición, lo que busco es,  mostrarles mi  incipiente visión al respecto de estas dos posturas que por ser filosóficas no nos son ajenas en nuestro devenir. Es por ello que, dentro de mi profunda y afortunada ignorancia, a ambas he tenido que abordarlas para comprender mejor, pues no soy de las que se quedan con lo que le dicen, a mi me apasionan los cambios, las revoluciones y entendí que para transformar una realidad debo primero ser parte activa de ella, es decir, necesito verla desde adentro e inclusive vivirla y hasta sufrirla para poder cambiarla, lo que pasa es que nosotros (algunos)  reiterativamente caemos en errores sintácticos, toda vez que solemos cambiarle el significado e interpretación a las cosas..... acomodándolas a conveniencia, razón por la cual terminamos siendo victimas de modismos que en ocasiones nada tienen que ver con la realidad o aquello que conocemos como lo socialmente aceptado y al ser repetidores de oficio {(Algunos)---(es que hay gente muy susceptible)} convertimos lo que decimos en costumbrismos universales, yo lo digo porque el lo dice ya que aquellos se lo dijeron..... algo así.

En ese orden de ideas, si nos centramos para comenzar en el tema de la simplicidad, necesariamente debemos verla como una postura en la cual el individuo no presenta interpretación alguna del objeto observado (sonó a clase de metodología), ya que es un modelo distante, objetivo, rígido, lógico, racionalista y cuantitativo, que ve las cosas desde un punto de vista de:  "lo que puedo ver y comprobar es lo único que vale", y donde ya seas tu, yo, nosotros, vosotros o ellos los observadores,  la realidad siga siendo la misma.
 
 Por su parte, la complejidad es más personal, allí es el sujeto es quien le da ese toque..... ya que ve la realidad desde un punto de vista subjetivo, y hay una relación  si se quiere romántica entre el sujeto, el objeto y el entorno, dado que el  hombre le incorpora a sus análisis, su percepción acerca de esa realidad que le rodea, que la vive y que cree fielmente poder transformar.   En ese sentido, cuando nos adentramos en la complejidad es común encontrarnos con frases como "circundante;  inclusiva, interdisciplinaria, dialógica y autocrítica......". ......así pues reflexionando antes de escribir este pensamiento ampliado, me sentí como en mis grises y soleados días de tesista, donde leí y releí varios libros,  es que necesitaba entender que debía hacer para cambiar mi realidad, pues solo conocía el positivismo; y desde el principio él y yo no nos llevamos muy bien...... Por fortuna, hoy comprendo que para entender claramente la cotidianidad de un sociedad compleja como la nuestra es vital aclarar conceptos, ya que generalmente las confusiones las hemos creado nosotros mismos.

Ahora bien, ya sabemos que darle complejidad a nuestra vida no es complicar las cosas, y también entendimos que hacer sinergia con la simplicidad de vez en cuando No es  reduccionismo, que no por darle simplicidad a la vida somos básicos con una escueta visión elemental del mundo que nos rodea.... por supuesto que lo que les he planteado aquí es la expresión de un pensamiento muy mío, como siempre, aclaro que no busco imponer criterios, solo expresar en este escrito tantas cosas que pienso y analizo y que me resultaría mezquino no compartir.

Obviamente, lo descrito hasta ahora no afirma tampoco que la complejidad deba desterrar a la simplicidad, mucho menos que una sea mejor o más completa que la otra, en absoluto, por lo que me resulta pertinente mencionar un término que me encanta: "Complementariedad"; que bueno sería si lográsemos como sociedad ser menos extremistas y nos complementásemos los unos con los otros.

Para concluir, les reitero que lo deseable es que los seres humanos aprendamos bien  a ver los fenómenos que nos rodean desde diferentes enfoques, allí es que comparto la visión de algunos cuando hablan de que la vida es "situacional"...........es decir, cada circunstancia merece ser analizada desde diferentes puntos de vista, palabras más, palabras menos: aquí no vale ser cuadrados y menos cuadriculados, entendamos todos que más allá del blanco y el negro existen los matices.

Johana


No hay comentarios.:

Publicar un comentario